estanques_evento_jpeg

Apertura de puertas: 22.30 h

Concierto: 23.00 h

LOS ESTANQUES:

De un primer vistazo resulta incomprensible que unos músicos que no llegan a la treintena recuperen y hagan propio el pop progresivo en castellano. La obsesión de Íñigo Bregel (Santander, 1990), principal compositor de la formación, por este sonido ‘olvidado’ ha hecho que Los Estanques se revelen como una rara avis en el panorama musical actual, poco acostumbrado a lo singular de las melodías, las dinámicas y los cambios de esquema.
En su estreno en formato físico, el deslumbrante 7” ‘Sentado al Son / Cuantos Valles‘ (Action Weekend Records), y posteriormente en su primer largo ‘Contiene Percal’, Los Estanques demostraron que bajo esa superficie subyace con claridad la música de iconos del género como Smash, Pan y Regaliz o Solera.
Los Estanques lanzarán el próximo 1 de diciembre su primer LP en vinilo, titulado ‘II’, coeditado por Action Weekend Records, Inbophonic y The John Colby Sect.
Trece canciones de progresivo con reflejos de jazz, folk y soul. El LP ha sido grabado en el estudio de Íñigo Bregel en Santander y mezclado y masterizado junto a Ibon Larruzea en los estudios Euridia

YO DIABLO:

yo_diablo

“Aunque los dedos sobre las cuerdas y el mástil danzaban a una velocidad difícil de apreciar, era algo más que técnica y virtuosismo lo que se desprendía de aquella guitarra. No era Mark Knopfler, ni Hendrix, ni Clapton. No había filigranas en su sonido, más bien apocalípsis y amenaza. Incluso cuando se lanzó a recrear el “Bésame mucho” con un riff que no sé si fue improvisado pero a mí, por algún extraño motivo, me trajo a la cabeza la imagen de Hendrix tocando el himno americano. ¿Quemaría Yo Diablo también su guitarra al final? Lo podría haber hecho, porque no parecía muy contento con la afinación y en un momento nos advirtió “no compréis guitarras en los chinos”. Finalmente lo único que se quemó en fueron los cerebros de la gente que tuvo la valentía de llenar más de media sala para ver a un telonero que, hasta el momento, no ha grabado nada ni había actuado. Al menos en solitario y con este formato. Yo Diablo. Con ese nombre ya intuía que algo fuera de lo común iba a suceder. Estamos ante un diamante por pulir aunque, visto lo visto, quizás sea mejor no intentar domarle. Le seguiremos, porque de ahí pueden salir cosas grandes a poco que además de talento tenga un puñado de canciones compactas que defender”. Fidel Oltra, Revista Muzikalia.