FB_IMG_15186093680276413

Apertura de puertas 22.30 h

Concierto 23.00 h

El Postre de los ratones comienza su andadura en 2010 en Villar del Arzobispo (Valencia). El núcleo inicial lo forman Isma Palomar (guitarra y voz) y Jorge Martinez (bajo y coros), al cual se van incorporando escalonadamente el resto de componentes: Edu López (guitarra), Javi Palomar (batería) y Ricky Martinez (teclados).

En cuestión de año y medio la banda sentará las bases de un estilo ecléctico rico en matices, teniendo como pilar fundamental el rock electroacústico. Este periodo servirá también para asentar el compromiso de los miembros y aumentar el repertorio hasta los once temas. Antes de empezar a rodar por escenarios deciden entrar a estudio a grabar su primer trabajo ‘Mieles y Pellejos’, escogiendo cinco de los once temas disponibles. Deciden contar para la producción con el ex-revolver Jorge Lario a través de su sello Espai Records. La edición está a cargo de ARS estudios.

Con Mieles y Pellejos en mano, El Postre planifica una gira por Valencia Capital y alrededores, tocando en salas como El Loco, RockCity, Sala Wah Wah, o el festival SERArte organizado por la cadena SER.

Será bien entrado el otoño de 2012, contando con algunos ingresos derivados de la gira y la venta de discos, cuando deciden invertir en material de estudio para autoproducir su siguiente trabajo ‘Restos y Despojos’. Se trata de una edición limitada formada por los seis temas no editados en Mieles y Pellejos, separados en tres ediciones en formato triptico mini-CD, con colaboración de Kutxi Romero (Marea) en el tema “EL dulce de los Lirones”. Jesús López es el encargado en este caso de grabación, mezclado y masterizado.

Tras la salida de Restos y Despojos, EL postre sopesa la posibilidad de realizar un serie de conciertos, idea que decide abandonar debido a que los temas ya han sido presentados en la gira de 2012. Se pone así manos a la obra en la composición de un nuevo álbum de larga duración que irá gestándose a fuego lento entre los veranos de 2013 y 2014. El resultado es ‘8 Onzas’, ocho temas originales que continúan la estela marcada por el último trabajo aunque incorporado estructuras rítmicas y armónicas más complejas.

La grabación del disco arranca en el verano del 2014 con alguna mejora tecnológica en el estudio y se presenta con algunas incógnitas debido a que la banda se encuentra huérfana de técnico tras la marcha de Jesús fuera del país. La grabación se prolongará por más de un año, periodo en el cual Jorge decidirá asumir los mandos del estudio y en el cual la banda tendrá la suerte de cruzarse con Vicente Palomar, experimentado ingeniero de sonido valenciano, quien con su aporte en mezcla y master dará el broche final al proyecto, dotándolo de un sonido stereo, definido y potente.

La banda se encuentra actualmente en uno de sus mejores momentos, contenta con la evolución del sonido y composición, a la par que preparando la puesta en escena de su último trabajo ‘8 Onzas’.