CARTEL COOPER

Apertura de puertas 22.30 h

Concierto 23.00 h

Tiempo, Temperatura y Agitación son tres parámetros claves que hay que tener en cuenta para llevar a cabo el revelado analógico de una fotografía. El proceso que se ha de realizar con este tipo de material requiere de una meticulosidad artesanal a la hora de tener en cuenta estos factores, que pueden cambiar dependiendo del tipo de película, fabricante, etc… Y que afectan considerablemente al resultado final. Suponemos que a los fans de Álex Diez todo esto les cuadra mucho. Porque estas tres variables que dan nombre a su nuevo disco (quinto largo con COOPER) reflejan aspectos claves de su forma de entender la música, y como no, el mundo: detallismo, orfebrería, pasión y cuidado por lo analógico y lo vintage.

Pero llevemos el análisis un poco más allá. ¿Qué pinta la fotografía en todo esto? ¿Qué nos quiere decir Álex con este concepto de imagen instantánea cocinada a fuego lento? Vamos a lanzar nuestra teoría particular. Álex es un gran fan de la fotografía, también puede que el mensaje esconda la idea de un disco como la imagen de un artista en un momento específico, un reflejo de lo que es artística y personalmente, aquí y ahora. Y puede que el mensaje esté en la dificultad de conseguir un resultado final satisfactorio; que al igual que en el revelado analógico, hay distintos factores que hay que mimar milimétricamente para conseguir el final deseado.

Si nos dejamos guiar por estas ideas, casi podríamos decir que Álex Diez disfruta de una nueva juventud, pues en esta instantánea vemos una frescura y una vitalidad renovadas. Vamos, que en “Tiempo, Temperatura, Agitación” tenemos una colección de hits como hace años no disfrutábamos. “El Último Tren” abre la veda con buen nivel, con una sección de metal que nos va a acompañar en muchos momentos del disco, acrecentando el espíritu soul, y con las guitarras de Álex y de Mario radiando electricidad con una energía deslumbrante. Justo para dar el paso a “Salto”, sello de la casa: contundente, veloz, te entra el vértigo nada más leer el título de la canción. Ritmo soul-pop, guitarras saturadas pero definidas, el bajo de Dani hinchado de groove, vitaminas intravenosas. Infalible. “Ya Llegó El Verano” confirma nuestra teoría de la nueva juventud de Álex: pop luminoso, puro, optimista, que nos recuerda a alguno de sus mejores temas, como “Cerca Del Sol” o “Entre Girasoles”. “Graciela” pisa el pedal de distorsión y sigue fiel a la contundencia y pegada que llevamos hasta el momento, para conformar otro centro de diana que seguro estará en el setlist de sus directos durante muchos años. Una nueva historia de chicas rebeldes que buscan su propio camino y rompen con su vida, dejándolo todo atrás. “Luz” es un medio tiempo melancólico, dulce y luminoso, con las cuerdas vibrando limpias y claras.

En “Islandia” encontramos un nuevo tratado pop, vigoroso, elegante, con una voz especialmente enérgica. ¿Habéis dicho THE POSIES? ¿GUIDED BY VOICES? Estábamos hablando de una instantánea, y esta canción es Álex Diez: sitios increíbles donde escapar, donde vivir nuevas aventuras, donde descubrir nuevos caminos. “Infinito” (más powerpop) y “Provisional” (más garage) lo dejan claro: nunca perdió el olfato para los grandes estribillos, las canciones pegadizas y el pop brillante.

Y ahora viene el giro. No podía ser tan fácil. Dos últimos temas que cierran el disco con un quiebro sorprendente, emocionante, absolutamente genial. Hasta ahora apenas promediábamos tres minutos por canción, y de repente nos encontramos con cinco minutos de funk tribal y sucio, infectado de Curtis Mayfield y ecos ácidos de Madchester: “Dos Grados Bajo Cero”. Un tema alucinógeno que deja de repente entrar el aire (aunque el sol nunca se había marchado) con un puente en el que la voz hace acto de presencia, donde inesperadamente escuchamos algo del rayo de sol de LE MANS, para volver a introducirse en la lisergia bailable. Increíble. Entonces, ¿dónde estamos realmente?

Y llega “Telarañas” y te desmonta. Un canto a la memoria y al recuerdo, mecida entre unos arreglos de cuerda excepcionales. ¿Es esta fotografía una historia sobre la necesidad de recordar? ¿De no abandonar nada al olvido?

La canción escogida como el primer single de adelanto del disco es “Infinito”, que desde la primera escucha se ha convertido en un clásico instantáneo en el repertorio del grupo y que llega acompañada de un fantástico video-clip firmado por AfterliVe, plagado de imágenes de Barcelona, la “nueva ciudad” a la que alude la letra del tema. Como ocurre con el resto del álbum, “Infinito” bebe de las aguas de la fuente de la eterna adolescencia sonora. Frescura, ímpetu, pasión y energía. El retorno del espíritu de la New Wave actualizado y trasladado a nuestros días.

En cualquier caso, “Tiempo, Temperatura, Agitación” es un disco excepcional, puede que uno de los mejores de toda la carrera de Álex Diez, por no decir el mejor, en el que ha vuelto a contar con la colaboración en la producción de Eugenio Muñoz, con el que ya trabajara tanto con COOPER como con LOS FLECHAZOS. Diez canciones que agitarán los conciertos, harán vibrar los corazones de sus más acérrimos y sorprenderán a los nuevos seguidores con la capacidad absoluta para emocionar de COOPER. Ve la luz en formato CD Digipak, Digital, y en una edición en vinilo púrpura limitada a 600 copias numeradas. ¡No hay que perdérselo!